#CrónicaTEFEI2024 por Brayan Pabón Gamas – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

#CrónicaTEFEI2024 por Brayan Pabón Gamas – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

INTRODUCCIÓN

Después de vivir un maravilloso tiempo de gracia en la finca el Remanso (Tolima) y de haber aprendido diversas enseñanzas que van encaminadas a la configuración con la identidad Eudista, nos hemos trasladado (lunes 06 de mayo) a la casa de encuentros san Juan Eudes en el municipio de San Pedro de los Milagros (Antioquia) para continuar con en esta última etapa del Tiempo especial de Formación Eudista Internacional (TEFEI).  Este municipio del departamento de Antioquia está marcado fuertemente por el legado histórico que han dejado los eudistas, especialmente con el Padre Pedro Lacroix, cjm, quien marcó significativamente en las personas la impronta eudista y el desarrollo integral del pueblo.

FORMÁNDONOS EN LA HISTORIA DE LA CJM

Durante esta semana (del 07 al 10 de mayo) hemos estado reflexionando entorno al contexto histórico de Juan Eudes y  el de la congregación. Los días martes y miércoles estuvimos haciendo lectura activa del texto “San Juan Eudes y la fundación de la CJM. Un fundador santo y una comunidad llamada a ser escuela de santidad” elaborado por el Padre Higinio Lopera, CJM. En dicho texto se pudieron identificar distintas categorías fundamentales para la comprensión del contexto histórico de nuestro fundador y como se fue desarrollando nuestra congregación a partir de la historia; además se mostró cómo la CJM está inspirada y es llamada por la gracia divina a ser escuela de santidad.

Por otra parte, los días jueves y viernes nos acompañó el Padre Daniel Doré, Cjm (Archivista general) de manera virtual. Esta formación estuvo dividida en dos bloques: el día jueves tocó la historia de la congregación durante el siglo XIX, periodo clave para la CJM, puesto que a finales del siglo XVIII se vivió la revolución francesa (05 de mayo 1789), y una de las consecuencias fue la supresión de las órdenes religiosas. En este caso, los eudistas fueron clausurados, exiliados y a otros eudistas vilmente les arrebataron sus vidas. (beatos mártires eudistas). Se habló de la restauración de la congregación liderada por el Padre Pedro Blanchard el 09 de enero de 1826 en la diócesis de Rennes y como los eudistas tomaron fuerza dentro del servicio de la Iglesia Francesa en el siglo XIX y en la educación. El día viernes en un segundo momento se tocó la historia de la congregación en el periodo del siglo XX, mostrando algunas aristas muy importantes en donde se reflejó cómo los eudistas llegaron a Colombia (en 1883 por el padre Teodoro Hamón) y fueron desarrollando la misión durante dicho siglo.

Con Corazón Grande y ánimo decidido.

Gracias a los padres formadores, a la comunidad local “casa de encuentros san Juan Eudes” y al párroco de la basílica menor del Señor de los milagros, pudimos dar inicio el día sábado 11 de mayo a nuestros ejercicios pastorales. Hemos estado acompañando “con corazón grande y ánimo decidido” las celebraciones litúrgicas de la parroquia, básicamente en dos momentos concretos: en el ministerio de música y en el servicio litúrgico de las eucaristías. Por otra parte, hemos iniciado el cerco de Jericó, como preparación a pentecostés. Esta actividad ha estado liderado por nuestro hermano Luis Guillermo y se ha venido desarrollando con todos los hermanos del TEFEI, los destinatarios de estos encuentros carismáticos somos nosotros los candidatos pero también está abierto para todas las personas que vienen a la casa de encuentros.

 CONCLUSIÓN

A manera de conclusión, se puede decir que esta semana fue de profunda reflexión en torno a la vida de san Juan Eudes y la congregación, pero también una semana de preparación y proyección, con el fin de culminar esta última etapa del TEFEI; así mismo los padres formadores nos han estado motivando a dar lo mejor de nosotros mismos con disciplina y dedicación, con el objetivo de seguir configurándonos con el paradigma y la identidad eudista.

¡Gracias infinitas sean dadas al Señor por este tiempo de gracia!

Presiona en la siguiente fotografía para ver más imágenes:


TEFEI 2024 - Llegada al Juniorato de San Pedro

#CrónicaTEFEI2024 por Jefferson Orlando Uribe Quintero – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

#CrónicaTEFEI2024 por Jefferson Orlando Uribe Quintero – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

Del 22 al 26 de abril , los candidatos del TEFEI, vivieron una experiencia formativa en torno a la cultura del cuidado dentro del escenario eclesial. Entiéndase por cultura del cuidado al compromiso por proteger y promover el bien de todas las personas que participan como miembros en la Iglesia, partiendo de la idea que toda persona es poseedora de dignidad, demandando por eso delicadeza en su trato. Tres ponentes acompañaron este espacio de reflexión y aprendizaje. Entre estos:

Johnja López, sacerdote Eudista de la provincia de Colombia, quien en su momento presento de manera general los documentos que han surgido con relación al fenómeno del abuso sexual dentro del ambiente eclesial, en su mayoría referido a población menor de edad. Expuso también una cronología referenciando al año 2015, dado que los medios de comunicación por ese tiempo hicieron público los procesos de acusación e investigación contra ciertos religiosos europeos acusados por abuso sexual, esta divulgación fue el detonante que dio paso a investigaciones en otros continentes. El padre López, señalo que anteriormente se asociaba la causa de pedófila y efebofilia con la conducta homosexual, sin embargo, según él, estudios posteriores demostraron que el 90 por ciento de religiosos señalados por el delito de abuso no denotaban conductas homosexuales. Finalmente, asevero que la negación y el silencio ante el fenómeno del abuso debe eliminarse porque de lo contrario esta realidad seguirá carcomiendo al cuerpo eclesial “dar voz al silencio”.

Yari Calderón, trabajadora social e integrante de la oficina para el buen trato de la arquidiócesis de Bogotá, desarrollo la temática del cuidado desde la categoría: individual y relacional social, enfatizando sobre la idea de “cuidar al cuidador”. Para esta profesional, lo esencial es formar a cada religioso partiendo desde el método de las tres erres: primero, Reconocimiento: prestar atención a mi propia historia, mirar mi pasado para depurar y gestionar los paradigmas de violencia de los que he sido víctima e igualmente reestructurar conductas violentas que he normalizado a causa de la cultura y los modelos sociopolíticos que no hacen justicia a la condición de humanidad. Segundo, Respeto:  reconocer que el otro es también una persona y por ende requiere un trato virtuoso. Tercero, Responsabilidad: es necesario asumir, se debe optar por perdonar y pedir perdón, finalmente es fundamental proponer procesos de reparación. Según ella, esto permite crear modelos alternativos de cuidado.

El espacio de formación cerro con la participación de Hernán Álzate, sacerdote y psicólogo de la provincia Minuto de Dios, aludiendo la necesidad de formar y desarrollar la empatía como elemento esencial en los ambientes comunitarios dentro de la Iglesia, desde la categoría: cognitiva, emocional y preocupación empática. Expresado en otra secuencia, esto es: percibir emociones y situaciones en la otra persona, conectarse emocionalmente con lo que he percibido en ese otro, convertir al otro en sujeto y objeto de cuidado sin caer en excesos.

Pasando ahora a la dimensión espiritual, el TEFEI tuvo la grata oportunidad de celebrar el domingo 28 de abril, la liturgia de la palabra presidida por el Neo Diácono José Andrés Hurtado, más la compañía de los trabajadores de la finca el Remanso, también algunos asociados y candidatos Eudistas que se desplazaron desde la ciudad de Bogotá. Al terminar la celebración se dio paso a un compartir comunitario cargado de fraternidad y hermandad.

#CrónicaTEFEI2024 por Wilmer Harold Mariño Niño – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

#CrónicaTEFEI2024 por Wilmer Harold Mariño Niño – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

Del 02 al 04 de abril, en la casa el ‘Remanso’, el TEFEI 2024 acogió con mucha alegría al P. Jean Michel Amouriaux, cjm, Superior General de nuestra Congregación. Su visita coincidió con la octava de Pascua, lo cual fue de gran bendición para vivir una semana formativa y comunitaria animada por el padre general en un dinamismo de paz, alegría y fraternidad propia del resucitado.

Los temas trabajados en esta oportunidad fueron: el fortalecimiento de los conocimientos en la Escuela de Espiritualidad Francesa (EEF) y la apropiación de la obra ‘El Predicador Apostólico’ de San Juan Eudes. En este orden de ideas, de acuerdo con el planteamiento del padre Raymond Deville (Padre sulpiciano), vimos que cualquier escuela de espiritualidad se define a partir de cinco elementos:

  1. Acentos particulares e insistencia en tal o cual punto de la vida cristiana, que da una coherencia global al planteamiento espiritual: Para el caso de la EEF esto se concretiza en el “cristocentrismo” y en la relación personal con Cristo vivo dentro de mí que me transforma en él.
  2. Un modo de orar y de acercarse a la misión: La EEF propone en este elemento la contemplación de los misterios de Jesús, y el ejercicio de hacer vivir y reinar a Jesús en el corazón. I
  3. Elementos de pedagogía espiritual (reglas, ejercicios, caminos, votos, fiestas, entre otros): La EEF aportó diversos caminos como los ejercicios y las elevaciones que nos propone Juan Eudes, así como el voto de servidumbre y de martirio. Entre otros, llama la atención algunas fiestas creadas por el padre Eudes y que no se le ha dado un lugar especial al interior de la CJM y menos en el calendario litúrgico de la Iglesia, como, la aparición de Jesús resucitado a su madre, o el matrimonio de los padres de Jesús. De modo que, se habló de la importancia de celebrar estas fiestas, al interior de nuestra congregación, resucitando así lo que hemos recibido, apuntó el P. Jean Michel.
  4. Textos favoritos: sobresalen la Sagrada Escritura, el Evangelio de San Juan, las Cartas de San Pablo, así como San Agustín, los Padres griegos y los místicos.
  5. Una experiencia espiritual personal fuerte y determinante de los fundadores: la cual responde a “la violencia de la contradicción entre la grandeza de Dios y la ignorancia de los bautizados, agravada por la indignidad del clero”.

Esta presentación sintetiza la teológica de la Escuela de Espiritualidad Francesa, la cual se presenta en cuatro puntos: I. La vocación del hombre: adorar a Dios en espíritu y en verdad (teocentrismo); II. Jesucristo, adorador perfecto, mediador para nuestra salvación (cristocentrismo); III. La Virgen María, en quien nos hacemos cristianos y IV. Las misiones al servicio de los más humildes.

En el abordaje del ‘Predicador Apostólico’ se utilizó la metodología de grupos de trabajo; cada grupo, después de leer detalladamente los capítulos asignados, expuso de modo creativo y en un lenguaje sencillo, las ideas principales que el P. Eudes consignó en tan importante obra. Teniendo en cuenta lo anterior, por medio exposiciones, el teatro y la música, los grupos de trabajo nos ayudaron a comprender que la predicación es un ejercicio importante de todo pastor (catequista, misionero, sacerdote, entre otros), pues continua la predicación de Jesucristo que es el predicador del Padre, como el mismo Jesús dijo “… tengo que anunciar la Buena Nueva del Reino de Dios, porque a esto he sido enviado” (Lc 4, 43b). Ahora bien, Jesús nos envía también a nosotros a predicar a todo el pueblo de Dios. Él quiere que lo acompañemos en esta gran y excelsa tarea, por eso el Señor dijo a los discípulos “Como el Padre me envío, también yo los envío a ustedes” (Jn 20, 21). En este sentido, la predicación no es una opción, es un mandato del Señor para aquél quiera ser discípulo-misionero suyo.

Teniendo en cuenta lo anterior, el ejercicio de la predicación debe realizarse con mucha preparación, la cual va acompañada de oración, visita al Santísimo y disposiciones internas y externas. De igual manera, es necesario tener presente el lenguaje verbal, y no verbal, la manera de vestir, el comportamiento antes, durante y después de la predicación, esto porque toda nuestra vida debe hablar de lo que predicamos, de manera que no podemos ser antitestimonio, sino que estamos llamados a ser coherentes entre lo que decimos y hacemos. Todo esto permitirá que se lleve a cabo la finalidad de la predicación, que es conmover los corazones endurecidos para que vuelvan a Dios, esto es, para que se conviertan.

Podemos apreciar entonces que las enseñanzas de nuestro padre fundador sobre la predicación siguen cobrando importancia en nuestros días, de manera que el ‘Predicador Apostólico’ no deja de ser una obra significativa y referencial para todo aquél que desee ejercer la predicación con dignidad, responsabilidad y respeto.

Haz click para mirar en imágenes algunos otros momentos de esta semana:

Superior General de la CJM con el TEFEI 2024

Al final, el P. Jean Michel quiso darnos algunos consejos para los que estamos viviendo este TEFEI: “profundicen en la relación con Dios (es la condición para el resto del camino), enamórense de Dios (sean hombres de Dios), continúen la fraternidad entre ustedes (vivan la fraternidad universal y la relación con los demás) y compartan entre ustedes la alegría del Resucitado”.

Vale la pena mencionar que, en medio de los espacios formativos, hubo ocasión también para celebrar la fiesta de la Pascua, así como la vida de nuestros hermanos Brayan Pabón y José Gregorio Navas, quienes estuvieron de cumpleaños por esos días. ¡Elevamos una acción de gracias al Señor por el don de la vida dado a nuestros hermanos! ¡Jesús y María vivan y reinen por siempre en sus corazones!

Así mismo, durante esta semana recibimos con dolor la noticia de la muerte de nuestro hermano Héctor Daniel Morales Gonzales, de la provincia de Venezuela. Como comunidad de TEFEI y con la esperanza de la Resurrección de nuestro hermano Héctor, seguimos orando para que la paz del Señor abrace a su familia y a nuestros hermanos de la casa de Formación «La Misión» de San Gabriel.

#CrónicaTEFEI2024 por Cristian Julián Cely Cruz – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

#CrónicaTEFEI2024 por Cristian Julián Cely Cruz – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

Iniciamos la décima semana de este tiempo de Gracia, y en esta oportunidad, hemos reflexionado en torno las diferentes realidades de cada una de las Provincias de nuestra amada Congregación. En primer lugar, el 19 de marzo, en la solemnidad de San José, nos acompañó el Padre Pedro Pablo Múnera Cjm, Superior Provincial de la Provincia de Colombia. En un primer momento, haciendo referencia a la realidad de la Provincia de Colombia, nos compartió que en el último consejo provincial se identificó una crisis de identidad latente; esta crisis de identidad desemboca en tres crisis denominadas: Crisis de identidad cristiana, crisis de identidad como incorporados y crisis de identidad como sacerdotes. Tal y como lo señala el Padre Pedro Pablo, este es un asunto que debe preocupar significativamente.

Partiendo de los cuatro fundamentos de la vida cristiana propuestos por San Juan Eudes, y centrando nuestra atención en el primer fundamento, la fe, debemos recordar que el bautizado es otro Cristo caminando en la tierra. Estamos llamados a reconocer al otro como un sacramento y a entender que cada uno de nosotros es un instrumento para que los demás conozcan a Cristo. Debemos vivir una fe plena, consciente, inteligente e irrevocable. Esto nos debe motivar a comunicar y transmitir la fe cristiana no solo como un conjunto de creencias, sino como una experiencia vital, un encuentro con Jesucristo, de tal manera que nuestra relación con los demás sea sacramental.

Al explorar la realidad de la Provincia de Colombia, es notable que, desde su separación de la Provincia Minuto de Dios, ha experimentado una transformación significativa. Se ha distinguido por su labor en la formación del clero y, en la actualidad, por su labor de acompañamiento y animación en diversas parroquias situadas en distintos países. Aunque su presencia puede ser frágil debido a la extensión geográfica, también representa una esperanza, ya que estas comunidades podrían convertirse en futuras provincias. La presencia en diferentes países aporta la riqueza de la pluralidad, con variadas formas de ser Iglesia y realizar acciones pastorales, lo cual, enriquece las experiencias. Es crucial recordar que cada una de las diecinueve Comunidades Locales existentes en esta Provincia, tiene la responsabilidad de ser un centro de acogida y acompañamiento para todos los sacerdotes, convirtiéndose así en focos del carisma eudista.

Finalmente, en este día, también nos embarga una gran alegría por los cinco hermanos de la Provincia Eudista Minuto de Dios que han recibido el Ministerio del Diaconado. Expresamos nuestra gratitud a Dios por sus vidas y sus vocaciones, e invocamos la intercesión de San José para que continúen siendo un testimonio de amor y misericordia.

El miércoles 20 de marzo, durante la tarde y a través de una conexión remota, tuvimos el honor de contar con la presencia del Padre Ricardo Chinchilla, proveniente del Vicariato de América del Norte y Filipinas. A partir de la realidad y los desafíos que han surgido en los últimos años, el Padre compartió que la polarización política ha impactado negativamente las misiones que se realizan, obstaculizando el trabajo de los misioneros debido a la falta de apoyo hacia las labores sociales de la iglesia. Además, se ha observado una disminución en las vocaciones y una alta tasa de deserción, no solo de laicos, sino también de sacerdotes. A pesar de esto, el Padre Ricardo enfatizó que no se deben subestimar todas las acciones pastorales emprendidas con el objetivo de concientizar a la gente sobre el bautismo.

El Vicariato, presente en varias ciudades de Estados Unidos, cuenta con una casa de retiros, que es la única misión activa. Es notable que el vicariato tenga una capilla que sirve a la comunidad latina, atrayendo a personas humildes con diversas necesidades. Además, el vicariato organiza “escuelas de formación” en ciertos momentos del año para proporcionar formación intensiva en temas bíblicos o sociales. Las dos parroquias del vicariato son centros para estos programas. Estas escuelas representan una experiencia de aprendizaje flexible, con temas versátiles dirigidos a diferentes grupos y públicos, siempre buscando la innovación.

Lamentablemente, todas las misiones en Canadá han sido canceladas debido a la escasez de sacerdotes. Ante esto, el Padre Ricardo destacó la importancia de que los misioneros tengan experiencia en pastoral y hermandad en otras provincias, resaltando la importancia de vivir la Internacionalidad, la Interprovincialidad y la Interculturalidad desde la formación.

El pasado jueves 21 de marzo, tuvimos el privilegio de compartir un espacio en línea con el Padre Rafael Viloria, Cjm, Provincial de la Provincia de Venezuela. Nos transmitió la alegría que embarga a la Familia Eudista al anticipar la celebración del centenario de presencia eudista en Venezuela, que se llevará a cabo el próximo 8 de diciembre. Hizo especial mención a los 60 años dedicados a los seminarios y los 40 años de servicio en las parroquias. El Padre Rafael destacó la deuda de gratitud de la Provincia de Venezuela hacia los padres canadienses, franceses y colombianos: «Somos lo que somos porque la Espiritualidad Eudista nos llegó a través de estos hombres de Dios… Estos hombres impartían clases en los seminarios, y su testimonio es recordado con gratitud y alegría”.

Por otra parte, el Padre Rafael manifestó cierta preocupación por la deserción de los candidatos que se retiran. Ante este desafío, subrayó la necesidad de establecer una pastoral vocacional creativa y dinámica, en la que todos estén inmersos en la cultura vocacional. El Padre Rafael también enfatizó que Venezuela debe ser considerada como un campo misionero; en consecuencia, este sentimiento debe resonar en los corazones de todas las Provincias, de los Incorporados y, en particular, de nosotros los candidatos, de quienes se espera que afrontemos la misión con entusiasmo, generosidad y dedicación.

Un aspecto que indudablemente identifica a la Provincia de Venezuela es su Secretariado, compuesto por la pastoral vocacional, la pastoral juvenil y la pastoral misional. El compromiso con estas áreas pastorales sigue siendo una constante. Al reconocer las misiones y obras de la provincia, que incluyen dos seminarios mayores, cuatro parroquias, una casa de retiros en San Gabriel y la atención pastoral misionera en los barrios, el Padre Rafael subraya que los eudistas poseen un carisma que sigue vigente hoy en día. Por lo tanto, la iglesia nos está llamando a atender sus obras. Esto implica que nosotros, como candidatos, debemos formarnos de manera integral y estar siempre dispuestos a acoger con generosidad cada misión y servicio.Principio del formulario

Concluimos esta semana de formación con la valiosa compañía del Padre Camilo Bernal, Superior Provincial de la Provincia Minuto de Dios. Su amplia experiencia y dedicado trabajo nos permitieron reflexionar sobre las diversas misiones que la Provincia lleva a cabo actualmente, así como sobre las contribuciones de la organización Minuto de Dios a través de sus múltiples líneas de acción.

Es notable destacar las palabras del Padre Camilo Bernal, quien define al Minuto de Dios como un santuario invitándonos a ser creativos, permitiendo que la acción del Espíritu Santo nos inspire para construir una comunidad capaz de responder a los diversos desafíos no solo del país, sino también de la Iglesia en general. Asimismo, es importante reconocer que el Minuto de Dios ha mantenido su compromiso con el desarrollo sostenible de las personas, las comunidades marginadas y los territorios afectados por diversas problemáticas. Como expresó el Padre Camilo, es fundamental entender que desde sus inicios, el Minuto de Dios siempre ha tenido en mente a la Congregación y ha sido consciente de la necesidad de establecer una comunidad internacional que va en salida. En este sentido, se espera que toda la comunidad del Minuto Dios (Incorporados, candidatos, laicos y asociados) practique la sinodalidad y comprenda la importancia de las estrategias que se desarrollan en cada una de las entidades. Por su parte, los tres pilares fundamentales del Minuto Dios: la Presencia de Dios, el estudio y el trabajo, han contribuido a la transformación cultural, espiritual y social de las personas.

Es crucial entender que la Provincia no solo acompaña, sino que también orienta la obra Minuto de Dios. En este contexto, es fundamental comprender que los eudistas no son los propietarios de la obra Minuto de Dios. Además, es importante destacar el trabajo realizado con los laicos, quienes constituyen un pilar esencial de la labor desarrollada. Citando al Padre Camilo, es pertinente enfatizar que el activo más valioso que posee el Minuto de Dios es la presencia de Dios y las personas. No debemos subestimar la confianza que depositan en los eudistas, quienes asumen la responsabilidad y la misión de cuidar este don y esta misión. Por lo tanto, es imposible ignorar que los eudistas de la provincia Minuto de Dios trabajan sin descanso para cuidar la atmósfera y el ambiente en cada uno de los lugares donde la provincia está presente. No podemos olvidar que el cuidado del ambiente espiritual, garantizará que todo lo demás siga su curso y se desarrolle adecuadamente. Además, es relevante resaltar que la provincia eudista Minuto de Dios ha sido cuna de la renovación carismática católica, aportando de manera significativa a la evangelización y al trabajo misionero y pastoral.

Por último, el Padre Camilo Bernal nos invitó a encontrar la felicidad en el desarrollo de nuestra vida personal, de tal manera que podamos ofrecernos de forma voluntaria, consciente y racional a una familia y a una comunidad que está al servicio de la Iglesia para que el Reino de Dios se haga presente.

No podemos subestimar las realidades de cada una de las Provincias, así como sus riquezas, preocupaciones y logros alcanzados, que han sido fruto de un arduo trabajo, sacrificios y una entrega constante a la Divina Voluntad. Hoy, podemos comprender que cada provincia es una congregación integral, donde participan no solo los incorporados, sino también los candidatos incorporados, los asociados y los laicos en general. Al reconocer las distintas realidades y el trabajo pastoral realizado en cada una de las Provincias, podemos afirmar una vez más que los eudistas son obreros de la evangelización y misioneros apasionados de la misericordia. Ante el reconocimiento de diversas realidades y problemáticas, y sumando su capacidad de adaptabilidad, trabajan por la renovación de la fe del pueblo de Dios. De esta manera, se convierten en un faro de luz y esperanza para la Iglesia, dando lugar a vocaciones entregadas al servicio de los presbíteros y demás ministros.

Ser eudista implica vivir en comunidad, compartir con el otro las penas, las tareas, las tristezas y las alegrías, así como tener un sentido de pertenencia y un amor apasionado por la Congregación de Jesús y de María. Hoy, recordamos aquellas palabras motivadoras de cada uno de los sacerdotes que nos acompañaron esta semana: “Dondequiera que esté un eudista, un elemento que debe identificarlo es el amor y el cuidado por los sacerdotes; lo fundamental de ser eudista es ser hermano”.

Es necesario promover espacios de integración en cada una de las provincias, ya que a menudo operan de manera independiente. Es imperativo que, como candidatos, comencemos a vivir la Internacionalidad, la Interprovincialidad y la Interculturalidad. No olvidemos que un verdadero Eudista debe tener su corazón y su mente abiertos a las misiones, y sobre todo, permanecer abierto y dócil a la Divina Voluntad. Independientemente de las condiciones o los contextos que enfrentemos, debemos ser auténticos y aprender a compartir nuestros sueños con nuestros hermanos. No podemos perder la alegría, sino permanecer abiertos a todas las experiencias que se presenten, pues cada experiencia, ya sea buena o mala, debe ser vivida intensamente, “Todo sufrimiento y todo desafío valen la pena”. Es fundamental saber escuchar y tener paciencia; como candidatos, se espera que actuemos con humildad y serenidad, comprendiendo la importancia de la obediencia no como un mandato racional, sino como la habilidad de entender lo que Dios manifiesta a través de aquellos que nos guían y acompañan.

Agradecemos a cada uno de los Padres que generosamente nos acompañaron en esta semana de formación y nos animaron compartiendo las experiencias y testimonios de cada Provincia y comunidad: P. Camilo Bernal Hadad, Cjm, P. Pedro Pablo Múnera Cjm, P. Rafael Viloria Cjm, P. Ricardo Chunchilla Cjm. Oramos por sus misiones.

Habiendo concluido esta semana de formación, nos preparamos para la Misión de Semana Santa. En esta oportunidad, nos dirigimos a varias parroquias ubicadas en poblaciones y municipios cercanos a la finca El Remanso, lugar donde estamos viviendo esta segunda etapa de formación. Nos seguimos encomendando a sus oraciones. ¡Viva Jesús y María!