#CrónicaTEFEI2024 por Brayan Pabón Gamas – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

#CrónicaTEFEI2024 por Brayan Pabón Gamas – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

INTRODUCCIÓN

Después de vivir un maravilloso tiempo de gracia en la finca el Remanso (Tolima) y de haber aprendido diversas enseñanzas que van encaminadas a la configuración con la identidad Eudista, nos hemos trasladado (lunes 06 de mayo) a la casa de encuentros san Juan Eudes en el municipio de San Pedro de los Milagros (Antioquia) para continuar con en esta última etapa del Tiempo especial de Formación Eudista Internacional (TEFEI).  Este municipio del departamento de Antioquia está marcado fuertemente por el legado histórico que han dejado los eudistas, especialmente con el Padre Pedro Lacroix, cjm, quien marcó significativamente en las personas la impronta eudista y el desarrollo integral del pueblo.

FORMÁNDONOS EN LA HISTORIA DE LA CJM

Durante esta semana (del 07 al 10 de mayo) hemos estado reflexionando entorno al contexto histórico de Juan Eudes y  el de la congregación. Los días martes y miércoles estuvimos haciendo lectura activa del texto “San Juan Eudes y la fundación de la CJM. Un fundador santo y una comunidad llamada a ser escuela de santidad” elaborado por el Padre Higinio Lopera, CJM. En dicho texto se pudieron identificar distintas categorías fundamentales para la comprensión del contexto histórico de nuestro fundador y como se fue desarrollando nuestra congregación a partir de la historia; además se mostró cómo la CJM está inspirada y es llamada por la gracia divina a ser escuela de santidad.

Por otra parte, los días jueves y viernes nos acompañó el Padre Daniel Doré, Cjm (Archivista general) de manera virtual. Esta formación estuvo dividida en dos bloques: el día jueves tocó la historia de la congregación durante el siglo XIX, periodo clave para la CJM, puesto que a finales del siglo XVIII se vivió la revolución francesa (05 de mayo 1789), y una de las consecuencias fue la supresión de las órdenes religiosas. En este caso, los eudistas fueron clausurados, exiliados y a otros eudistas vilmente les arrebataron sus vidas. (beatos mártires eudistas). Se habló de la restauración de la congregación liderada por el Padre Pedro Blanchard el 09 de enero de 1826 en la diócesis de Rennes y como los eudistas tomaron fuerza dentro del servicio de la Iglesia Francesa en el siglo XIX y en la educación. El día viernes en un segundo momento se tocó la historia de la congregación en el periodo del siglo XX, mostrando algunas aristas muy importantes en donde se reflejó cómo los eudistas llegaron a Colombia (en 1883 por el padre Teodoro Hamón) y fueron desarrollando la misión durante dicho siglo.

Con Corazón Grande y ánimo decidido.

Gracias a los padres formadores, a la comunidad local “casa de encuentros san Juan Eudes” y al párroco de la basílica menor del Señor de los milagros, pudimos dar inicio el día sábado 11 de mayo a nuestros ejercicios pastorales. Hemos estado acompañando “con corazón grande y ánimo decidido” las celebraciones litúrgicas de la parroquia, básicamente en dos momentos concretos: en el ministerio de música y en el servicio litúrgico de las eucaristías. Por otra parte, hemos iniciado el cerco de Jericó, como preparación a pentecostés. Esta actividad ha estado liderado por nuestro hermano Luis Guillermo y se ha venido desarrollando con todos los hermanos del TEFEI, los destinatarios de estos encuentros carismáticos somos nosotros los candidatos pero también está abierto para todas las personas que vienen a la casa de encuentros.

 CONCLUSIÓN

A manera de conclusión, se puede decir que esta semana fue de profunda reflexión en torno a la vida de san Juan Eudes y la congregación, pero también una semana de preparación y proyección, con el fin de culminar esta última etapa del TEFEI; así mismo los padres formadores nos han estado motivando a dar lo mejor de nosotros mismos con disciplina y dedicación, con el objetivo de seguir configurándonos con el paradigma y la identidad eudista.

¡Gracias infinitas sean dadas al Señor por este tiempo de gracia!

Presiona en la siguiente fotografía para ver más imágenes:


TEFEI 2024 - Llegada al Juniorato de San Pedro

#CrónicaTEFEI2024 por Luis Isidro Lemus – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

#CrónicaTEFEI2024 por Luis Isidro Lemus – Candidato Provincia Eudista Minuto de Dios

En la semana del 15 al 20 de abril se llevó a cabo un proceso de reflexión sobre “la formación sacerdotal”.  Se contó con la compañía del Padre Yoel Mora, Cjm, en el desarrollo del tema de la Formación Inicial; y el Padre Amado Pérez, Cjm, abordando el tema de la Formación Permanente.

“La Formación Sacerdotal”

La formación sacerdotal es vital en la vida de un Eudista, puesto que, hace parte de su esencia fundacional (Constituciones, N° 30-34) al servicio de las almas. En primer lugar, se ha realizado un rastreo de las características pedagógicas y normativas que la Iglesia ha promulgado en Presbyterorum Ordinis y Optatam Totius, en consonancia con los presupuestos de San Juan Eudes desde el Memorial de la Vida Eclesiástica. Además, se tuvieron en cuenta los aportes de Ratio Fundamentalis a la integración de la persona y su entorno como parte fundamental dentro de la formación de los candidatos al sacerdocio.

Este primer acercamiento a los documentos eclesiales se llevó a cabo bajo la metodología grupal y expositiva, donde los candidatos ponen en consideración criterios formativos encausados hacia el rol del formador y los candidatos, en busca de una formación cada vez más integral. Los Eudistas no parten de lo deshumanizado, sino que reconocen su esencia como parte de la Encarnación, que emana de la espiritualidad robusta de San Juan Eudes, así que, los documentos eclesiales marcan la ruta de la formación presbiteral, pero la Espiritualidad Eudista la fortalece. Los documentos de la Iglesia no son acabados en sí y necesitan actualizaciones que se adapten a las necesidades de la misma formación inicial y permanente.

Por otro lado, se hace énfasis en el llamado a la formación permanente del sacerdote, a generar hombres en comunión, a estar al servicio del clero diocesano, a trabajar por la perfección cristiana, a vivir la espiritualidad sacerdotal que propone san Juan Eudes, lo cual va mas allá de los signos meramente externos y lleva a la coherencia de lo privado con lo público, pues el sacerdote no es una especie rara en la Iglesia, sino un miembro y un servidor de esta (lo expresa el Padre Amado Pérez). De tal forma, se intuye que el sacerdote eudista en su experiencia vocacional y desde la etapa Propedéutica ya ha provocado una experiencia. Ha seguido las exigencias del Maestro sin olvidar su humanidad, en la etapa discipular. Ha aprehendido las actitudes de Jesús y las ha involucrado en su humanidad como parte de la trasformación de su vida estando con Jesús, en la etapa configuradora; y ahora, se hace cooperador de la formación, con y para los hermanos en el día a día, en el acercamiento, en la compañía, en la amistad, en el diálogo, en el discernimiento y en muchos otros escenarios, como parte de la formación permanente. Se concluye así, que la formación del sacerdote debe ser estructural, no solo académica, estructural es sinónimo de solidez, integralidad, consistencia en la estructura de las dimensiones y poniendo énfasis en la vida comunitaria del ya ordenado.

Finalmente, quedan los llamados y las proyecciones a ser apasionados y transparentes por la Congregación de Jesús y María, sintiéndonos útiles para el corazón de otros y el compromiso por las almas desde una pastoral que eduque y forme al estilo de San Juan Eudes.

Mire algunas otras imágenes de los momentos vividos durante esta semana en el Tiempo Especial de Formación Eudista 2024 haciendo click en la imagen:

TEFEI 2024 - Semana 16