La misión de los eudistas de El Minuto de Dios en Palermo

La misión de los eudistas de El Minuto de Dios en Palermo

Desde al año 2022 el padre Alex Hernández cjm, emprendió una nueva misión que se le encomendó para ir a Palermo, Italia a servir a la Parroquia Nuestra Señora de la Consolación. De igual manera, el diácono Jefferson García cjm, fue trasladado en los últimos meses a este mismo lugar y el padre Jorge Camas cjm a Roma, para continuar la obra y misionar desde la espiritualidad eudista con el carisma de el Minuto de Dios.

Conozca la experiencia de este sacerdote y la nueva vinculación del diácono Jefferson García a continuación.

 

Padre Alex, ¿cómo asume la misión de irse a otro país con una cultura y contexto diferente?

Como sacerdote Eudista de la Provincia Minuto de Dios llegué a Palermo el 10 de junio de 2022, puntualmente, a la Parroquia Nuestra Señora de la Consolación, en la que actualmente ejerzo el ministerio como Vicario Parroquial. En primer lugar, quiero expresar que mi proceso de adaptación fue diligente, ya que en cuanto me dieron esta obediencia, me interesé por aprender, de manera autónoma, acerca de la cultura italiana y del idioma, por lo cual, al llegar a esta ciudad, tenía conocimientos elementales en el Italiano, esto me permitió adentrarme en una cultura que ha enriquecido mi ser personal y colectivo, haciendo positiva la experiencia desde el inicio y hasta el punto de adquirir una visión más amplia del contexto local, de la cultura europea y del mundo, y por supuesto, de nuestra Congregación, ella está presente a través de varios hermanos que han estado aquí y que la han enriquecido con su aporte a esta misión, sobre todo quienes ahora me acompañan, mi hermano de provincia, el Diácono Jefferson García y el padre José Antonio Sabino de la provincia de Venezuela, así como los hermanos de la Casa General, a quienes hemos acogido en la casa cural para conocer la obra y compartir a través del ágape, que personalmente, considero fundamental para fortalecer los lazos de fraternidad.

 Las costumbres y cultura de este país son diferentes a las que suelen haber en Latinoamérica, ¿Cómo las ha asumido en este tiempo?

Considero que la personalidad que tengo ha sido fortalecida por diferentes aspectos de la cultura de la ciudad en la que me encuentro, ya que mi espontaneidad comulga con el modo de expresarse verbal y físicamente de los palermitanos, quienes utilizan gestos como lenguaje de comunicación, así como también yo los uso. Otro de los rasgos característicos de la población donde me encuentro es la buena gastronomía, ya que tienen toda una cultura en cuanto se refiere al consumo de los alimentos, por ejemplo, cenar juntos puede convertirse en una actividad que puede durar un par de horas, por eso se suele aprovechar para compartir y conocer las personas, que en mi caso lo tomo como una oportunidad para evangelizar y fortalecer las relaciones interpersonales.

¿Cómo ha visto la inmersión del diácono Jefferson García, quien recientemente se encuentra con usted en esta cultura?

He notado que estos espacios le han permitido a Jefferson aprender el idioma, entrar en la cultura del lugar y conocer la comunidad parroquial, ya que allí he visto la acogida de los feligreses hacia él y su alegría de estar en esta obra congregacional.

Padre, ¿cuál es su misión actual en este lugar?

Actualmente, presto un servicio desde las funciones propias del Ministerio, como lo es la celebración de los Sacramentos, la formación y la evangelización, entre otros servicios a la Comunidad, sin embargo, adicional a las actividades de la Parroquia, también me encuentro vinculado como Consejero Espiritual del grupo número 11 de los Equipos de Nuestra Señora de Palermo, allí comparto formación para las parejas que me han sido asignadas y ayudo con otras actividades que se hacen con los matrimonios, como es el caso del Congreso Internacional del Movimiento, el cual se realizará en Tutín. Otra de las labores evangelizadoras que hago es dar a conocer la Espiritualidad Eudista, por ejemplo, he dado una formación sobre el corazón de Jesús y María a dos señoras que asisten a la misa donde las Hermanas del Buen Pastor, hice la traducción y musicalización de algunos cantos Eudistas con la ayuda de un grupo de música de la Parroquia, mientras ahora estoy haciendo las camándulas para el Rosario de amor a Jesús.

¿Qué ha representado para usted la llegada del diácono Jefferson García? Y ¿Cuál es la actividad del diácono actualmente?

Es un gran apoyo no sólo para la misión, sino un soporte relacional que me hace sentir muy cerca a la familia de la Provincia y trabajar juntos por la evangelización. El Diácono Jefferson García, aparte de aprender el idioma, comparte con el grupo de oración carismática de la parroquia, nos apoya en servicios como la Exposición al Santísimo, la Proclamación del Evangelio en las Eucaristías, entre otras actividades que le han permitido vincularse más en la misión, en este proceso de adaptación resalto su interés por ayudar en la obra evangelizadora y aprender, tanto el idioma como la cultura Italiana, cuyo crecimiento ha sido significativo y de vinculación no solamente con mi aporte, sino también con la labor realizada por el padre José Antonio Sabino.

Padre, aparte de las actividades evangelizadoras, ¿cuál es su experiencia actual en la formación continua?

Estoy estudiando la Licenciatura Canónica en Teología Bíblica en la Pontificia Facultad Teológica de Sicilia San Juan Evangelista, en la cual estoy finalizando el primer año académico, donde he tenido una positiva experiencia no solamente por la formación intelectual, sino también por compartir experiencias con sacerdotes y laicos de otras regiones de Sicilia, Italia y de África, lo cual hace que la educación sea más integral, abarcando temas de las Sagradas Escrituras y otros campos de acción que tiene la Iglesia.  Esta vivencia ha fortalecido el trabajo evangelizador que realizo como Vicario Parroquial, Asesor Espiritual de Parejas y Miembro de la Congregación de Jesús y María, porque he portado La Palabra en un modo muy cercano que ha impactado positivamente las personas que conozco, hasta el punto de ayudar a muchos en su proceso de conversión, sobre todo en el contexto de la Renovación Católica Carismática (RCC), ya que he podido servir en diferentes grupos de oración de la ciudad y en el lugar donde se reúne toda la RCC de Palermo.

¿Qué mensaje quisiera compartir con sus hermanos eudistas a partir de los aprendizajes que le ha dejado esta experiencia?

A mis hermanos Eudistas les envío un mensaje de fe, esperanza y caridad.
Salir de nuestro país de origen podría significar abrazar una cultura diferente a la que estamos habituados, pero es una oportunidad para vivir la obra evangelizadora de Jesucristo, quien tuvo contacto con tradiciones opuestas a la Judía, un ejemplo de esto es el encuentro que tuvo con la samaritana, a quien le dio de la fuente de agua viva sin importar las tensiones ideológicas de los pueblos (Cfr. ). Aceptar la misión en otros contextos también implica confiar en la divina providencia como parte inherente de la misión, modelo de esto es San Pablo, quien camino a Damasco tuvo un encuentro personal con Cristo que lo llevó a atender su llamado para evangelizar otras naciones bajo la obediencia a Dios, sin imposiciones humanas que limitaran la acción de la Gracia.

Es importante tener presente que Dios nos configura con Jesucristo Sacerdote, Profeta y Rey mediante el bautismo para ejercer la evangelización con la Iglesia, por eso, durante la experiencia de misión que he tenido en Palermo, se me ha concedido la gracia de salir al encuentro de mi prójimo en lugares que pertenecen a la Parroquia y fuera de esta, lo cual me ha permitido escuchar a las personas, orientarlas, celebrar con ellas los Sacramentos y llevar la Buena Nueva de la Palabra a aquellas que no la conocían, además de invitar a quienes la conocían a continuar una relación más estrecha con ella. En este sentido, mi invitación especial a descubrir los frutos de conocer otras realidades, siempre abiertos a la novedad del Espíritu Santo

 

Misión en Palermo, Italia

Carolina Oliveira, una misionera de corazón grande y ánimo decidido

Carolina Oliveira, una misionera de corazón grande y ánimo decidido

Carolina Oliveira, es una asociada eudista de la Provincia Eudista de Colombia, nació en Fortaleza, Brasil y es la coordinadora Congregacional de la Juventud Misionera Eudista. Su liderazgo ha enmarcado el servicio a Dios y a la Iglesia, a través de su alegría, carisma, pero, sobre todo su amor a Jesús y María.

Tras cinco años de estar en Colombia, acogida por la Provincia Eudista Minuto de Dios, Carolina se graduó como psicóloga de UNIMINUTO y describió esta experiencia como una nueva perspectiva de misión ahondando en un trabajo de fortalecimiento y crecimiento personal para servir a los demás.

Hoy esta joven habló para #UnEudistaEnMisión y compartió su testimonio invitando a la comunidad a servir y vivir con corazón grande y ánimo decidido.

Escucha la entrevista completa AQUÍ
Asociada Eudista acompaña misión en la Sierra peruana de la Libertad

Asociada Eudista acompaña misión en la Sierra peruana de la Libertad

Flor de Lourdes o como la conocemos en la familia eudista, “Ludy” Santander es asociada de la Comunidad desde hace 35 años; recuerda de manera muy especial su encuentro con los Eudistas: “Desde el momento que empiezo a escuchar hablar del significado del Bautismo para San Juan Eudes y del corazón de Jesús y María, desde allí comienza nuestra historia juntos, porque el corazón es esa fuente de misericordia tan fuerte (…) Cuando yo conozco a la Congregación de Jesús y María, lo que más me impactó fue el Bautismo, esa alianza de amor de Dios con el hombre y del hombre con Dios”, contó en su conversación con el equipo de Comunicaciones de la PEMD.

Recuerda su llegada a El Minuto de Dios gracias a su vivencia de la Renovación Católica Carismática, la presencia y acompañamiento del padre Rafael García-Herreros, a quien lleva en su corazón como su abuelo espiritual; igualmente los padres, Diego Jaramillo, Carlos Triana, Camilo Bernal, Higinio Lopera, Fidel Oñoro y tantos otros que influyeron en su caminar de fe de manera especial Leonardo Arboleda con quien ha predicado en diferentes Países. Todo este camino influyó en que se hiciera asociada eudista, un papel que ejerce como verdadera misionera de la misericordia, pues en la ciudad de Trujillo, capital del departamento de Libertad en Perú, lugar donde reside, funge como asesora de dos grupos de la RCC en la Parroquia Virgen de la Medalla Milagrosa.

Por cosas de Dios, estos grupos de jóvenes y adultos, que acompaña y forma Ludy, fueron convocados para acompañar una misión de Semana Santa en la zona montañosa del departamento de Libertad, una zona que escasamente recibe la visita de sacerdotes o misioneros, debido a la extensión de su terreno y la distancia entre sus caseríos. En esta zona, no sólo los misioneros de la RCC de Trujillo apoyaron, también lo hicieron un grupo de Redentoristas y otros integrantes de la Legión de María.

La asociada eudista peruana relata con emoción que desde el año pasado varios de los integrantes mayores de las comunidades de la Parroquia hicieron rosarios y recordatorios para llevar a la misión, 19 en total entre jóvenes y adultos acompañaron las ceremonias y momentos de la Semana Santa de 6 caseríos, impregnados con el espíritu eudista que recibieron de su guía espiritual.

Son iniciativas silenciosas que son potenciadas por una experiencia particular de encuentro con Jesús, esos testimonios de vida que permanecen floreciendo en el Corazón de Jesús, como el caso de Ludy Santander, nos animan a todos a perseverar en el llamado a la misión, que el mismo Resucitado nos invitó.

Una pastoral que acompaña mujeres valiosas, valientes y guerreras

Una pastoral que acompaña mujeres valiosas, valientes y guerreras

Fabio Nelson Cabrera | Candidato Eudista

En esa sintonía se vivió el día 8 de marzo la celebración del día internacional de la mujer en el barrio Santa Fe de la capital colombiana, en una iniciativa de la Fundación Eudes que desarrolla su apostolado en esta zona de Bogotá. La jornada fue propicia para invitar a las mujeres que se mueven en la zona de alto impacto del barrio Santa Fe, a que expresaran ya sean en tinta, en colores, en palabras, en general a través del arte, lo valiosas que son.

En esta actividad, además de la Fundación Eudes, el Centro Rafael García Herreros, un grupo de candidatos eudistas y otras 10 organizaciones religiosas que trabajan en alianza con los Eudistas de El Minuto de Dios, recorrieron estas calles, consideradas entre las más marginadas de la ciudad, para que por medio de la vivencia de la misericordia, con un abrazo, con una palabra, que con un gesto amable y misericordioso, pudieran hacer sentir queridas a las mujeres del sector que la Fundación Eudes acompaña, unas mujeres valientes cuyos corazones laten de amor por sus hijos, permitiéndoles abrazar su realidad y al mismo tiempo luchar por lograr un cambio en sus vidas.

De la jornada quedan imborrables estampas de las sonrisas de estas guerreras; en medio risas, comida y la celebración eucarística, se permitió reconocer y celebrar el gran valor que tiene la mujer en la sociedad, en la Iglesia y en la realidad misma del sector antes mencionado. Esta actividad se suma a la permanente atención que desde la Casa El Refugio, la Fundación Eudes ofrece a la población que hace vida en esa zona del centro de Bogota; atención médica, psicoemocional y espiritual.

Revive aquí algunos momentos de la jornada en imágenes: https://flic.kr/s/aHBqjBhAEc

¡Un nuevo Eudista para la Misión! Jorge Luis Baquero, cjm

¡Un nuevo Eudista para la Misión! Jorge Luis Baquero, cjm

Hoy, en Un Eudista en Misión, nos adentramos en la experiencia vocacional del candidato Jorge Luis Baquero, quien nos contó sobre su vida, propósito y misión. Jorge firmó su incorporación a la Congregación de Jesús y María este viernes 19 de mayo de 2023.

Para el candidato Jorge Luis Baquero, la felicidad cristiana se puede ver de dos maneras; “Como un don en el que el  señor en algún momento de la vida se revela ante ti y nosotros lo captamos en nuestras situaciones cotidianas y experiencias”. Jorge narra que su vivencia con Dios inicia en el marco de la Renovación Carismática Católica; comienza estudiando en el Colegio Minuto de Dios donde se encontró con el testimonio del Padre Garcia Herreros como un fundamento de vida apostólica y que a través de uno de sus cuentos, lo impactó enseñándole que hay un camino para sentir la vida y ese camino podía ser el sacerdocio. Relata el Candidato Jorge Luis Baquero que fue a los 17 años cuando conoció de manera más cercana a Dios, al sentirse tocado y amado, eso provocó un camino continuo donde experimentó la felicidad, comprendiéndola como una tarea porque implica de su parte una decisión, “comprender la libertad de vivir exclusivamente por el que lo ha amado”. 

El formando habló de la importancia de cuestionarse y estar lleno de preguntas; desde el testimonio de sus encuentros con Dios, comenta que los mismos le hicieron recordar cuál era su origen y para qué había sido llamado; ese cuestionamiento es importante para él porque se dio cuenta que sí tenía algo bueno que aportar a los demás. 

Para Jorge, la familia es una escuela de aprendizaje en la que adquieres las acciones y las actitudes sencillas, que propician las relaciones, la convivencia, la discusión, la reconciliación y la salida del seno de la casa en una clave de fe, descubrir que el señor nos llama para resignificar a la familia y crear una nueva en el y para él, en la que se ve una tradición que responde la escuela de aprendizaje con el señor, el legado concreto de la espiritualidad de Juan Eudes y el deseo de ser voces proféticas en medio de este mundo.

Jorge Luis viene de un círculo familiar muy pequeño; su mamá, papá y él como hijo único; la relación con sus padres es muy cercana de allí que afirme que “en ellos descubro el valor de la sencillez, el valor del trabajo, el valor de darlo todo hasta las últimas consecuencias, asumir el dolor con esperanza, empatía  y optimismo”, eso es la familia para Jorge, el lugar de la memoria y de la enseñanza. 

Damos gracias a Dios por la vida y el caminar de Jorge Luis Baquero Barbosa, nuevo Eudista incorporado de la Provincia Minuto de Dios. 

Un nuevo misionero para la ciudad de la eterna primavera

Un nuevo misionero para la ciudad de la eterna primavera

El Padre Leonardo Arboleda Echeverry se une a la labor pastoral de la Casa de Oración Tierra Nueva en Medellín como director en el área pastoral de la Regional Antioquia del Centro Carismático Minuto de Dios. Además de esta labor, el padre Leo continuará apoyando al padre Javier Riveros en el acompañamiento espiritual de los oyentes en la Emisora Minuto de Dios Medellín 1230AM.

El camino del Padre Leonardo inició hace 31 años en el sacerdocio; de origen antioqueño, nació en Labores, corregimiento de Belmira. Su gran experiencia y gusto inició en la  Renovación Carismática Católica mediante retiros, Seminarios de vida en el Espíritu, Congresos y Seminarios de Crecimiento Espiritual. Tiene un don concedido por el Señor en la oración de Intercesión y Sanación. El sacerdote cuenta con un doctorado en Teología Espiritual de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma y ha servido a la Congregacion de Jesus y ,Maria, en la Provincia Eudista de Norteamérica, en la Provincia Eudista de Colombia, y en la Provincia Eudista Minuto de Dios. 

Ejerció su sacerdocio en Honduras, Estados Unidos, Ecuador y Colombia. En el Minuto de Dios ha participado como catedrático en UNIMINUTO, mucho antes de entrar al Centro Carismático. Su pasión le abre las puertas a Dios y al Sacramento Sacerdotal. La Provincia Eudista Minuto de Dios se siente alegre de recibir a un sacerdote lleno de amor por Dios y seguros de que será una mano frente a las necesidades que se requieran de manera espiritual. El Padre Leonardo Arboleda será una gran bendición para todos en la Regional  Antioquia.