La canonización de San Juan Eudes fundador de la Congregación de Jesús y María (Eudistas), se realizó un 31 de mayo de 1925 bajo el pontificado del Papa Pío XI, junto a san Juan María Vianney; fue un momento de gran significado para la Iglesia. Este santo francés del siglo XVII es reconocido por su ferviente devoción a los Sagrados Corazones de Jesús y de María, hasta el punto de ser reconocido como el padre, doctor y apóstol del culto litúrgico a los Corazones de Jesús y María.

Nuestro santo fundador con infatigable entrega, trabajó arduamente por la renovación cristiana, especialmente por la restauración de la dignidad sacerdotal, ya que en su contexto se experimentaba la degradación y decadencia de los sacerdotes.  Fue elevado al honor de los altares en virtud de su vida ejemplar y su impacto duradero en la espiritualidad cristiana, es tal el legado que nos ha dejado que su espiritualidad se sigue actualizando y sigue vigente en nuestros días.

En estas vísperas del centenario de su canonización, tengamos presente su legado y el compromiso, acompañando y animando a los creyentes a través de un proceso de configuración permanente con Cristo, por medio de un camino de renuncia y adhesión, que da como resultado la formación de Jesús en el corazón del cristiano.

 

 

Vida/Historia
Vida/Historia
Pensamiento
Pensamiento
Escritos
Escritos
La Gran Familia
La Gran Familia
Espiritualidad
Espiritualidad
Fiestas
Fiestas
Fundaciones
Fundaciones
Historia
Historia
Las Provincias
Las Provincias
La Administración General
La Administración General
La Familia Eudista
La Familia Eudista
El Barrio

El Colegio

Formación
Arte
El Banquete del Millón

Las Comunidades Locales
Las Comunidades Locales
Los Grupos de Asociados
Los Grupos de Asociados
La Casa de Formación
La Casa de Formación
La Administración Provincial
La Administración Provincial
Evangelización
Parroquias
Medios de Comunicación
Renovación Carismatica
Pastoral Familiar
Formación y Educación
Universidades
Colegios