El padre Sylvain Ahouankon vivió una experiencia de interprovincialidad, proveniente de la viceprovincia de África, la cual que le permitió conocer nuestro país por medio de un servicio entregado a la provincia eudista Minuto de Dios; ya finalizado el tiempo en Colombia, agradeció los aprendizajes y vivencias en la comunidad del Minuto de Dios.

Durante el tiempo que estuvo en Colombia, 3 años aproximadamente, hizo parte de la comunidad local “Casa de Formación La Misión”, en la cual fungió como parte del equipo formador de los candidatos de esta provincia. Su primera experiencia laboral fue en la Unidad de Espiritualidad Eudista, fue pieza idónea en el modelo de internacionalización de UNIMINUTO por medio del Instituto Tecnológico Eudista de África (IUTEA) y fue capellán de la comunidad francesa de Bogotá. De acuerdo a las palabras del padre Sylvain, “fui capaz de mantener un rostro Eudista y una gran alegría, que es un signo que caracteriza mi ser y mi manera de hacer”.

Tendremos siempre presente a Sylvain como un hombre lleno de vocación y servicio, pues en sus tres años como integrante de la Provincia Minuto de Dios, se dedicó a servir y a llevar el rostro de Jesús a las personas alejadas, por medio, del voluntariado con las hermanas del Buen Pastor en la calle 22 y en Zipaquirá; en su experiencia como facilitador de una investigación juvenil para el acceso a la educación superior de los estudiantes Afrodescendientes y diversos estudios, pudo trabajar con los jóvenes para ayudarlos a orientar su camino.

El padre Sylvain hace especial referencia a la Casa de Formación La Misión como el lugar en el que pudo tener una relación espiritual profunda con Jesucristo, un encuentro que se logra a través de la oración. Él nos invita a que cada uno de nosotros oremos por las vocaciones sacerdotales y religiosas, en especial, por aquellos jóvenes que sienten la inquietud vocacional y no se atreven por el miedo.

El maestro de vida espiritual es San Juan Eudes, por eso, agradece que tuvo la gracia de volver a leer nuevamente sus obras completas. Un sacerdote que parte para África pero que sin lugar a dudas nos deja la enseñanza del servicio a los demás y de la entrega a nuestro Señor Jesucristo.

“Vivir y compartir nuestra espiritualidad con los demás es un credo para mí”. padre Sylvain Ahouankon.

 

Vida/Historia
Vida/Historia
Pensamiento
Pensamiento
Escritos
Escritos
La Gran Familia
La Gran Familia
Espiritualidad
Espiritualidad
Fiestas
Fiestas
Fundaciones
Fundaciones
Historia
Historia
Las Provincias
Las Provincias
La Administración General
La Administración General
La Familia Eudista
La Familia Eudista
El Barrio
El Colegio
Formación
Arte
El Banquete del Millón
Las Comunidades Locales
Las Comunidades Locales
Los Grupos de Asociados
Los Grupos de Asociados
La Casa de Formación
La Casa de Formación
La Administración Provincial
La Administración Provincial
Evangelización
Parroquias
Medios de Comunicación
Renovación Carismatica
Pastoral Familiar
Formación y Educación
Universidades
Colegios