El sacerdote Eudista de El Minuto de Dios, René Rey Luengas, hizo un llamado a la reflexión el pasado domingo, habló sobre la desigualdad, la espiritualidad cristiana y anunció la “buena nueva”.

 

Tomado de: www.facebook.com/rene.reyluengas?ref=br_rs

A través de su cuenta de Facebook, el sacerdote Eudista de El Minuto de Dios René Rey Luengas, hizo un llamado a la comunidad a reflexionar sobre la falsa filosofía que permea a varios cristianos. Mencionó que actualmente la vida de algunos seres humanos se mueve en torno a las desigualdades “Hoy todos trabajamos para tener más que otros, y marcar desigualdades con él (…) consecuencia de una falsa filosofía que ha movido la espiritualidad cristiana” afirma el Sacerdote.

De igual forma, realiza una reflexión en torno a la parábola, Los obreros de la viña, que es una narración breve que relata la historia de un hacendado que sale cinco veces al día a contratar obreros para que trabajen en su viña por el costo de un denario; y cuando llega la hora de pagar a los obreros, le da un denario tanto a los primeros obreros que contrató como a los últimos.

“10 Y cuando llegaron los que fueron contratados primero, pensaban que recibirían más; pero ellos también recibieron un denario cada uno. 11 Y al recibirlo, murmuraban contra el hacendado[f], 12 diciendo: «Estos últimos han trabajado solo una hora, pero los has hecho iguales a nosotros que hemos soportado el peso y el calor abrasador del día». 13 Pero respondiendo él, dijo a uno de ellos: «Amigo, no te hago ninguna injusticia; ¿no conviniste conmigo en un denario? 14 Toma lo que es tuyo, y vete; pero yo quiero darle a este último lo mismo que a ti. 15 ¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo que es mío? ¿O es tu ojo malo porque yo soy bueno?». 16 Así, los últimos serán primeros, y los primeros, últimos” (Mateo 20: 1-16).

A través de la parábola, explicó que algunos seres humanos tomaron la costumbre de hacer menos a los demás debido a sus diferencias culturales, sociales o religiosas, y esto los ha llevado a pensar que solo ellos pueden ser “dignos” del mandato divino de Dios. René Rey afirma: “Lo seres humanos se han formado para “no ser”, no ser como aquellos que creemos que son menos que nosotros, pero Dios ve de eso un lugar perfecto y desde ahí construye la historia. Dios trabaja desde los últimos, porque la historia nos la contaron los privilegiados y por eso Dios trabaja desde las personas que fueron sacadas u oprimidas”.

De igual forma, finaliza este llamado anunciando “la buena nueva”, es decir, anunciando que, independientemente de todos los errores que tenemos los seres humanos, Dios está ahí, de hecho, está con nosotros precisamente por esos defectos.  

Vida/Historia
Vida/Historia
Pensamiento
Pensamiento
Escritos
Escritos
La Gran Familia
La Gran Familia
Espiritualidad
Espiritualidad
Fiestas
Fiestas
Fundaciones
Fundaciones
Historia
Historia
Las Provincias
Las Provincias
La Administración General
La Administración General
La Familia Eudista
La Familia Eudista
El Barrio
El Colegio
Formación
Arte
El Banquete del Millón
Las Comunidades Locales
Las Comunidades Locales
Los Grupos de Asociados
Los Grupos de Asociados
La Casa de Formación
La Casa de Formación
La Administración Provincial
La Administración Provincial
Evangelización
Parroquias
Medios de Comunicación
Renovación Carismatica
Pastoral Familiar
Formación y Educación
Universidades
Colegios