La música y el canto son un don dado por Dios. Un don que nos permite tener la experiencia de acercarnos a Él. Alzar la voz en alabanza al Padre Divino, es una muestra del amor y la fe en nuestro ser interior como respuesta a la revelación divina. Por más terribles que sean las circunstancias, Dios sigue siendo sabio, bueno y misericordioso.

Hoy más que nunca estamos experimentando en carne propia la situación historia que atraviesa el mundo. El escenario actual ocasionado por la pandemia del COVID-19, ha obligado a los sacerdotes eudistas a «ser sal de la tierra y luz del mundo», y es a partir de este entendimiento que surge la necesidad de pensar y diseñar nuevas estrategias que permitan de manera adaptiva, seguir compartiendo la palabra de Dios como acto de amor y esperanza.

Dios es nuestro refugio y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos aunque la tierra sufra cambios, y aunque los montes se deslicen al fondo de los mares; aunque bramen y se agiten sus aguas, aunque tiemblen los montes con creciente enojo” (Salmo 46:1-3)

P. Henry Sierra

Desde tempranas horas, con una guitarra en la mano y con su voz, los sacerdotes hacen acompañamiento espiritual, cautivando a las personas con sus alabanzas que van dirigidas a nuestro creador, como forma de encontrar la fortaleza y no perder la esperanza.

En horas de la mañana, el coordinador Nacional de Pastoral de los Colegios Minuto de Dios, el P. Henry Sierra, a su canal de YouTube sube diariamente la “oración del día”, para seguir manteniendo la fe y la esperanza encendida.

P.Germàn Prieto y P.Neguib Kalil Eslaquit

Igualmente, el P. Germán Prieto y el P. Neguib Kalil Eslaquit, en un escenario rodeado por la naturaleza, le cantan a Dios, a la vida y a los enfermos. Los comentarios de sus feligreses desbordan, algunos dejando sus peticiones a Dios, mientras que, a otros, estas hermosas melodías los tranquilizan y le dan gracias a Dios por escucharlas.

P.Carlos Eduardo Esalas Panesso.

Del mismo modo, el P. Carlos Eduardo Esalas Panesso, desde las instalaciones de su hogar, hace parte de la Evangelización a través de la música, ayudando en la tarea de anunciar el Evangelio a toda la creación, para acercarnos más a la presencia de Dios.

Estos misioneros de la misericordia, con su compromiso y presencia en este escenario de oportunidades, han generado un impacto resonado con la música y los cantos, haciendo que las melodías sean un instrumento de unidad para llevar el Evangelio a los hogares de modo que todos a una sola voz, vivamos nuestra fe.

Vida/Historia
Vida/Historia
Pensamiento
Pensamiento
Escritos
Escritos
La Gran Familia
La Gran Familia
Espiritualidad
Espiritualidad
Fiestas
Fiestas
Fundaciones
Fundaciones
Historia
Historia
Las Provincias
Las Provincias
La Administración General
La Administración General
La Familia Eudista
La Familia Eudista
El Barrio
El Colegio
Formación
Arte
El Banquete del Millón
Las Comunidades Locales
Las Comunidades Locales
Los Grupos de Asociados
Los Grupos de Asociados
La Casa de Formación
La Casa de Formación
La Administración Provincial
La Administración Provincial
Evangelización
Parroquias
Medios de Comunicación
Renovación Carismatica
Pastoral Familiar
Formación y Educación
Universidades
Colegios